12-NA | Merchi Martinez & Mariano Breccia

Proceso Creativo

Comenzaron reciclando ropa y trasformándola en prendas únicas de vestir, pero hoy a través de esas piezas pretenden difundir un mensaje de reutilización del material, compromiso con el medioambiente y responsabilidad frente a la industria de la ropa. 

Cuando uno entra al taller Atalaya todo está lleno de luz, colores, columpios y te sientes completamente alejado de lo que en tu cabeza sería un taller de costura convencional. Una enorme pizarra divide las actividades del mes y en donde uno esperaría encontrar frases como “completar pedido” encuentras “stopmonstrion” o “proyectar fiesta”. Es el lugar que crearon Mechi y Mariano para trabajar, pero también para “jugar” palabra que utilizan una y otra vez para referirse a su trabajo.

Su nombre viene de la combinación de; diseño, reciclaje y docena. Doceñar no es sólo una marca, es el nombre que le dan al proceso creativo que hay detrás de cada prenda de vestir, pero también de los talleres y workshops que realizan. “Nos parece que el doseñar es todo, dentro de lo que hacemos es “eso” el producto especifico que hacemos”

Con el tiempo han ido creando un mundo lúdico alrededor del reciclaje, en el que crean monstruos, mascaras y pájaros gigantes para hacer entender a niños y adultos, cuál es la realidad detrás de la ropa. A través del dialogo, de cruzar los procesos creativos y compartir un momento creando algo juntos, buscan difundir sus ideas y generar conciencia.

Los niños corren por el taller, un perro duerme la siesta en un enorme cojín floreado y tomamos kombucha fría, mientras nos cuentan sus próximos proyectos. Atardece en Valparaíso, nos despedimos y salimos a la calle sintiendo una profunda envidia, se siente que en Atalaya trabajan mucho, pero también se siente que se lo pasan bien.